viernes, 15 de febrero de 2008

El Estadio Olimpico de China 2008

El Estadio Nacional de China, apodado "el Nido" debido a su peculiar forma y estructura, será el lugar destinado para albergar las competiciones de atletismo, fútbol, así como las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Todo el mundo sigue con atención el desarrollo de la obra, cuyo presupuesto supera los 400 millones de dólares. En este programa, haremos un recorrido por el proceso de construcción de este coloso de hormigón y acero, desde su inicio hasta su estado actual.




La obra se inició el 2 de diciembre del año 2003, pero se suspendió a finales de julio del año siguiente por una modificación en el diseño, que ahora, a fin de ahorra costes, omite la gigantesca cubierta corrediza incluida en el proyecto original. Se reanudó la construcción el 28 de diciembre de 2004.



Su aspecto será distinto de cualquier estadio olímpico de la historia. Los expertos coinciden en que será una de las obras arquitectónicas más impresionantes del mundo. El Estadio Nacional de China, que contará con 91 mil localidades, recibió el apodo de "el Nido" por su particular diseño de enormes celosías formadas por vigas de acero que se curvan en el exterior de la edificación. La construcción se está llevando a cabo rápidamente en el "Recinto Verde Olímpico", al noroeste de Beijing, para convertirse en el edificio emblemático de los Juegos Olímpicos de 2008.

Diseñado por los célebres arquitectos suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron en colaboración con el Instituto Chino de Diseño e Investigación Arquitectónica, "el Nido" combina una brillante apariencia estética con el más puro pragmatismo. El efecto visual de la arquitectura es, a la vez, novedoso y radical, sencillo y de estilo tradicional.



Los elementos estructurales de esta construcción se soportan unos a otros de igual manera que lo hacen las ramas en el nido de un pájaro, dispuestas de forma aleatoria a lo largo de las estructuras principales de acero para conformar un sistema de soporte resistente.

Si miramos hacia la cubierta desde el interior del estadio, podremos ver como a través de una membrana traslucida, muy parecida a la ventana tradicional china hecha de papel de arroz. Esta membrana, a modo de "ventana de papel", es producto de la prestigiosa firma 3M. Se caracteriza por su poco peso, buena transparencia, alta solidez -capaz incluso de resistir el granizo-, y fácil renovación. Al tiempo que ampara la cancha y las gradas de la lluvia, permite que entre el sol necesario para garantizar una buena calidad del césped.



Las gradas para los espectadores se dispondrán en forma de cuenco, sin interrupciones, con 80 mil asientos permanentes en el nivel inferior y otros 11 mil removibles instalados en la parte superior. Esta estructura facilitará la atención del público en las actividades que se lleven a cabo en el campo central y permite una visión ilimitada dentro del estadio. La intención del diseño es que la estructura integre la masa de aficionados para que forme parte del conjunto arquitectónico. Las instalaciones son cómodas y, en conjunto, ayudarán a generar un ánimo desbordante entre los aficionados, estimulando a los atletas en la realización de sus memorables actuaciones.

A menos de dos años del comienzo de las Olimpiadas de Beijing, la obra de construcción del Estadio Nacional se está acercando a una fase decisiva. En una conferencia de prensa, los funcionarios encargados del COJOB, Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Beijing, disiparon los rumores sobre un supuesto descontrol en el presupuesto, declarando que todo se desarrollaba según los parámetros establecidos. Así lo afirmó Jin Yan, subdirector de la Comisión de Proyectos Olímpicos, subordinada al COJOB:



"Estamos controlando, especialmente, el coste de la construcción de las dos instalaciones principales, el Estadio Nacional y el Centro Nacional de Natación, de acuerdo con el presupuesto aprobado por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma del Consejo de Estado".

El presupuesto para la obra del Estadio Nacional es de 400 millones de dólares. Para su realización han sido necesarias 42 mil toneladas de acero, lo que por sí mismo ha suscitado problemas técnicos que han de resolverse. Confirmó el funcionario olímpico Jin Yan:

"Debemos superar una gran cantidad de problemas en relación a las tecnologías y recursos, sobre todo en lo que atañe al uso de nuevos materiales y técnicas, muy exigentes en una estructura arquitectónica como esta, totalmente renovada."

Los responsables nos aseguraron que todos los materiales básicos de la estructura, incluido el acero, son de la mejor calidad. Zhang Hengli, subdirector general de la compañía "El Estadio Nacional S.A.", aseguró:

"Todos los materiales de acero son suministrados por fabricantes chinos. Las placas de la armadura utilizadas para la estructura principal tienen un grosor de diez a once centímetros, mientras las utilizadas para las estructuras auxiliares son de 2 o 3 centímetros. La estructura principal del estadio, que mide 333 metros de largo, 297 metros de ancho y de 41 a 67 metros de alto, es sostenida tan sólo por materiales de acero."



Otro punto fuerte de esta instalación deportiva es el sistema de iluminación utilizado tanto en la construcción como en el funcionamiento del estadio, concebido como ahorrador de energía y acorde con el concepto de "unos juegos ecológicos y de alta tecnología". A medida que se vaya completando la construcción, se descubrirán más detalles interesantes del este maravilloso edificio.

El 2006 es un año importante para la construcción de todas las instalaciones olímpicas, pero muy especialmente para el Estadio Nacional, por lo que el comité organizador espera que el número de trabajadores que participan en la obra aumente de los 17.000 actuales a más de 30.000, a medida que avance la ejecución.

Antes ya de su inauguración, mucha gente visita el lugar donde se construye esta obra para echar una ojeada al complejo. El Estadio Nacional de China se encuentra ahora bajo la atenta mirada de todo el mundo. El mes pasado, el alcalde de Londres, Ken Livingstone, y una leyenda olímpica, el atleta británico Sebastian Coe, recorrieron la obra. El alcalde de la ciudad que albergará las Olimpiadas de 2012 mostró su profunda admiración por la envergadura y la calidad del Estadio Nacional.



"Lo que han hecho las autoridades de Beijing es convertir el Estadio Nacional y el Centro de Natación en unos impresionantes escenarios que, con toda seguridad, se convertirán en edificios emblemáticos de la ciudad y conocidos en todo el mundo."

A finales de 2007, se dará por completada la construcción del Estadio Nacional de China, pudiéndose iniciar las competiciones. Su espectacular arquitectura ayudará a que los Juegos Olímpicos tengan un espléndido comienzo cuando en agosto de 2008 la ceremonia inaugural presente al mundo su espectacular recinto.



* CRI (enero 2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario