viernes, 15 de febrero de 2008

Preparacion de la selección china masculina de hockey sobre pasto

Para garantizar el logro de buenos resultados en los Juegos Olímpicos que se celebrarán el año que viene en Beijing, los deportistas chinos están preparándose lo mejor posible a base de duros entrenamientos. Los equipos nacionales invitan a veteranos entrenadores extranjeros con la esperanza de que su experiencia ayude a nuestros deportistas a elevar su nivel. Hoy charlaremos con Kim Sang Ryul, famoso entrenador de hockey hierba que ha cosechado grandes éxitos al frente de la selección nacional de su país, Corea del Sur.
Cuando en el norte de China todavía aprieta el frío, en la ciudad sureña de Guangzhou hace un tiempo primaveral. Allí están entrenándose desde hace unos días la selección nacional de tiro con arco y las selecciones masculina y femenina de béisbol y hockey hierba.


El surcoreano Kim Sang Ryul ha cosechado numerosos éxitos al frente de la selección masculina de hockey hierba de su país. Bajo su dirección, este equipo logró el quinto puesto en las Olimpiadas celebradas en Atlanta en 1996, ganó la medalla de oro en los Juegos Asiáticos disputados dos años más tarde en Bangkok y en el año 2000, en Sydney, se alzó con la medalla olímpica de plata. Kim Sang Ryul entrena a la selección nacional china desde diciembre del 2004. El técnico surcoreano atribuye sus éxitos a su constancia y a su amor por el hockey hierba:

"Mi vida siempre ha estado y estará unida al hockey hierba, deporte con el que me he granjeado un gran respeto. Todo lo que hecho en este campo ha sido muy significativo. A mis jugadores suelo decirles que mi mayor deseo es poder seguir en el hockey hierba toda la vida. Si paso mis últimos momentos inmerso en este deporte, no tendré nada que lamentar".

Como ha dicho Kim Sang Ryul, su vida siempre ha estado vinculada al hockey hierba, con el que tuvo su primer contacto cuando tenía 13 años. Resuelto a ser un buen entrenador, en 1985 se fue a la India, una de las potencias de este deporte, donde permaneció un año estudiándolo a fondo. Posteriormente, tras largos años de investigaciones, se convirtió en uno de los mejores entrenadores del mundo. En Corea del Sur, país con una excelente base para el hockey hierba, Kim Sang Ryul es un personaje tremendamente popular. En vista de ello, cabe preguntarse por qué un entrenador tan conocido, prestigioso y experimentado como él decidió venir a China, país con un escaso bagaje en este deporte, para dirigir a su selección nacional masculina. Según el entrenador surcoreano, en su país ya ha demostrado su valía y en Europa el nivel teórico y técnico es muy alto. En China, en cambio, todavía queda mucho por hacer, lo que le permitirá desplegar plenamente sus cualidades:

"Mi filosofía de la vida es que los conocimientos son comunes y deben compartirse. En mi país he enseñado todo lo que sé, así que creo que es un buen momento para colaborar con otros países y, en especial, contribuir al desarrollo del hockey hierba chino. Como entrenador, no puedo limitarme a promoverlo únicamente en mi tierra, sino que debo hacer todo lo posible por que el hockey hierba se convierta en un gran deporte a nivel mundial".

Gracias a la dedicación de Kim Sang Ryul, el año pasado la selección china de hockey hierba asombró a propios y extraños con una brillante actuación en los Juegos Asiáticos de Doha. Aunque cayó en la final ante el equipo surcoreano, el hecho de haber conseguido la medalla de plata supuso un gran avance. Kim Sang Ryul recuerda con satisfacción este magnífico resultado y cree que los integrantes del equipo chino, apoyándose en sus esfuerzos y en la confianza en sí mismos, pueden llegar más arriba:



"Siempre que el equipo que entreno obtiene buenos resultados, me siento muy satisfecho. El hockey hierba es el objeto de mis afanes y también mi fuente de alegría. Entre el equipo chino y el surcoreano sigue habiendo una distancia apreciable, pero estoy seguro de que a base de esfuerzo lograremos situarnos en el mismo nivel que nuestro rival. Los entrenadores hemos de poner mucha confianza en nuestros jugadores. Creo sinceramente que los integrantes de la selección china tienen un enorme potencial".

Sin embargo, Kim Sang Ryul es consciente de las dificultades que entraña el ser entrenador de un "deporte frío". En su opinión, uno de los mayores retos consiste en disponer de los jugadores necesarios para formar un equipo completo que incluya un buen plantel de reservas:

"El mayor problema es que en China hay pocos equipos profesionales, lo que dificulta la tarea de encontrar un número suficiente de jugadores con el nivel exigido para formar parte de la selección nacional. Actualmente, solamente disponemos de algo más de un centenar de jugadores repartidos entre cinco equipos provinciales. Ningún otro país selecciona a diez de entre cien. La verdad es que resulta verdaderamente difícil. Sería maravilloso que las Olimpiadas del 2008 contribuyeran a popularizar el hockey hierba en China".



Kim Sang Ryul traza el siguiente paralelismo entre la vida y la práctica de este deporte: "En el hockey sucede como en la vida: si te muestras fuerte y firme, tus rivales te temen". Por lo tanto, a pesar de las dificultades para alcanzar su meta, clasificar a la selección china entre las ocho primeras en los Juegos de Beijing, el entrenador surcoreano Kim Sang Ryul no señales de desistir de su propósito. Además, está seguro de que si el equipo chino se fija una meta ambiciosa, su rendimiento mejorará:

"Fijarse objetivos ambiciosos ayuda a lograr buenos resultados. En los Juegos Asiáticos de Doha, nuestra meta era clasificarnos entre los ocho primeros y al final ganamos la medalla de plata. Creo que si nos proponemos llegar más lejos, será más fácil lograr mejores resultados".



Kim Sang Ryul vive consagrado a su profesión y dedica todo su tiempo a estudiar y perfeccionar las tácticas del hockey hierba. Sabedor de que una de las claves de la victoria es alternar el trabajo con el descanso, casi nunca alarga las sesiones de entrenamiento:

"El rendimiento de los jugadores y la calidad del descanso están estrechamente relacionados. Para afrontar los partidos de forma adecuada es imprescindible haber descansado bien".

Solo nos queda desear que Kim Sang Ryul y nuestra selección masculina de hockey hierba tengan buena suerte y consigan mejores resultados.




* CRI ( 15 febrero 2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario