domingo, 19 de julio de 2009

Brasil tiene el más alto índice de violencia futbolística

Aunque fue cinco veces campeón del mundo y organizará la Copa del Mundo de 2014, es el país que ha registrado más muertes por incidentes entre hinchas futbolísticos en los últimos diez años, con un total de 42 muertes.


El estudio fue elaborado por investigadores de la Universidad Federal de Río de Janeiro con base en informaciones publicadas por medios de comunicación entre 1999 y 2008, según la agencia estatal.

"Cuando comenzamos a realizar el estudio, hace diez años, Brasil estaba en el tercer lugar en comparación con los otros países en número de óbitos. Los dos países con más muertes entonces eran Italia y Argentina", afirmó el investigador Mauricio Murad, responsable por el estudio.

"Hoy, diez años después, Brasil conquistó el primer lugar. Es una conquista trágica, perversa", agregó Murad en declaraciones a la Agencia Brasil, cuya información no incluye las estadísticas de los otros países.

El investigador afirmó que esa constatación genera preocupaciones en momento en que el país se prepara para organizar la Copa de 2014.
"La seguridad es el principal preocupación expresada por la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA) en sus inspecciones y en su cuaderno de exigencias para un Mundial. El problema de seguridad pública es el de mayor importancia en una Copa del Mundo", afirmó.

El investigador aseguró que, al contrario de Italia, país que promovió una reforma en la legislación para sancionar ejemplarmente a dirigentes o hinchas que inciten la violencia, Brasil aún ha adoptado medidas efectivas para contener la violencia en el fútbol.

Mientras que el promedio de muertes por año en los últimos diez años es de 4,2, ese número salta a 5,6 muertes al año si se analiza el período entre 2004 y 2008 y a 7 muertes por año entre 2007 y 2008.

Se trata de un problema no sólo del fútbol sino del país, según el investigador. "Creció la violencia en el fútbol porque creció la violencia en el país. Y creció la violencia en el país porque la impunidad y la corrupción son cada vez mayores", aseguró.

De acuerdo con el estudio, la mayor parte de las víctimas de la violencia en el fútbol brasileño tiene entre 14 y 25 años, es de clase social baja o media, ha estudiado hasta la primaria y, por lo general, está desempleado.


* EFE,Rio de Janeiro, 19/07/2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario