domingo, 19 de julio de 2009

Éxtasis, caucho quemado, bulla y mucha velocidad se vivió en Lima con el auto de Fórmula Uno

El mes de junio se llevo a cabo una curiosa actividad automovilistica en Lima, con el auspicio de empresas privadas, como Red Bull, donde se presento el piloto David Coulthard, con su auto de formula1 A continuacion veamos algunas fotos y videos que recuerda dicha curiosa actividad en Lima-Peru.



Hace dos meses nadie se imaginaba que podría ver tan cerca un auto de Fórmula Uno y menos que lo piloteara por la Av. La Marina una estrella como David Coulthard. El 13 de junio del 2009, Lima fue testigo de un evento sin comparación, a lo que a fierros se refiere.



El evento demoró un poco en iniciarse, pues el tráfico para llegar por la Av. La Marina era complicado, pero valía la pena pedirle al chofer que se disfrace de Coulthard y que acelere, esquivando a los autos del frente, para llegar por la mejor ubicación y ahí estuve, en primera fila, al costado de los pits, estaba emocionado.



Ya en mi ubicación, prendiendo mi filmadora y alistando el celular para tomar fotos, se empezó a escuchar los rugidos del RB1 de Red Bull Racing. Nunca pensé que el potente sonido me estremeciera y pondría mi piel como de gallina.





Diez cilindros ejerciendo toda su potencia antes de partir. El Hielo seco en los refrigerantes y los calentadores de llantas me hicieron sentir como en un Gran Premio y sin bandera a cuadros salió Coulthard a toda velocidad.







Contra todo pronóstico, fueron 280 kilómetros por hora, una bala azul por la Marina. Para ponerles un ejemplo, las cámaras profesionales disparan 5 fotos por segundo y solo pescaban en una al auto. Sensacional. Velocidad pura. La gente deliraba entre las avenidas Universitaria y Escardó. Hasta los hostales estaban llenos con todos en las ventanas, en los techos, centros comerciales y casas, nadie se quería perderse el evento.





Las ‘donas’ o ‘trompos’ fue un espectáculo aparte. El auto sobreparaba y empezaba a girar sobre su propio eje. Ese olor a caucho era sensacional, el ruido y el humo que emanaba el auto me elevaron a otro mundo. En la pista quedaban las huellas de caucho hirviendo y los de seguridad se peleaban por coger los pedazos de llanta como recuerdo.







David salió 4 veces, al terminar sacó una bandera del Perú y se paseó con otro auto luciéndola. Al final, se sacó el uniforme y lucia un polo rojo que decía “Te Amo Perú”, como el que usó el ‘Chorrillano’ cuando le anotó a Paraguay en las Eliminatorias para Korea-Japón.



“Es el mejor público que me ha tocado vivir hasta el momento en mi gira con Red Bull”, comentó David Coulthard al observar a toda la gente que aplaudía y celebraba su último ‘trompo’ o ‘dona’. Me toca decir que es el mejor piloto, el único que he visto en vivo de Fórmula Uno. Fue el compañero de Ayrton Senna y el sucesor en su escudería, tras el fatídico accidente del circuito de Imola.





Como anécdota quedará que el buen Coulthard retó a una combi para realizar un pique o carrera, lo cual causó muchas risas entre los asistentes, pues el bólido salió disparado mientras la combi recién arrancaba. Cabe resaltar que el retador fue conducido por una actriz claun, que se pasó dos luces rojas.

Además, un perrito de color negro logró burlar a la seguridad e ingresó a la pista en dos oportunidades, mientras los ingenieros enfriaban el motor del RB1.



Un aplauso para los organizadores y todas las vivas para eventos de esta categoría. Lo mejor estuvo en Lima, en la Av. La Marina.

(Texto en negro de Garage 69)

No hay comentarios:

Publicar un comentario