jueves, 12 de enero de 2012

Los padres e hijos que compiten juntos en el Rally Dakar 2012


(Hijo y Padre:Fernando Ferrand del Busto y Fernando Ferrand Malatesta) 

A continuación, la historia de cuatro duplas que comparten su afición por la aventura y velocidad

Los Ferrand. (Foto: Ernesto Arias/ Archivo El Comercio)
El deporte de los autos es uno de los que más aficionados tiene en el mundo. Existen familias que trasladan el cariño por los fierros a su descendencia y otros que van más allá: compiten junto a sus hijos en distintas pruebas.
La familia Ferrand conforma uno de los equipos peruanos más experimentados en el Rally DakarFernando Ferrand del Busto y Fernando Ferrand Malatesta, más que piloto y copiloto en el Dakar, son padre e hijo ayudándose mutuamente a superar el reto. Ambos ya estuvieron en dos anteriores ediciones de la competencia.
Sin embargo, este no es el único caso en el que corren dos familiares juntos. También existen otros tres dúos conformados por padre e hijo. A continuación sus historias:
Lino y Juan Pablo Sisterna (Argentina)

En su primer Dakar, en el 2010, llegaron en el puesto 49 y el año pasado abandonaron. Este año esperan tener su revancha y llegar entre los 50 primeros. “*El único espíritu que vale es el de finalizar el Dakar*”, afirma el hijo, quien es organizador de eventos. Ellos llevan corriendo juntos más de 30 años y quieren coronar su tercer Dakar estando en la Plaza de Armas de Lima este domingo 15.

Fernando y Álvaro León (Chile)

Es el cuarto Dakar consecutivo para esta familia. El año pasado cumplieron un destacada actuación y se ubicaron en el puesto 29, tal cual sus expectativas. Ellos quieren culminar el Dakar 2012 y ya piensan en el del próximo año, ya que ya está confirmada la llegada en Chile y también quieren ser parte de esa fiesta en su casa.

Los Maximiliano Ríos (Chile)

“Es un desafío hacerlo con un hijo, eso es algo impagable, tiene un tremendo significado”, reconoce el padre. Este es su primer Dakar y saben que la relación padre e hijo debe ir más allá para poder superar las dificultades que la prueba les presenta.

El cariño familiar se traslada dentro de un auto, para juntos enfrentar al temidoRally Dakar.

* Texto: El Comercio-Perú, Jueves 12 de enero de 2012 

No hay comentarios:

Publicar un comentario