miércoles, 4 de enero de 2012

Marc COMA equivoca el camino

Un error de navegación cuesta al motociclista 13 minutos y el liderato, y Nani Roma gana en coches la tercera etapa Ser el mejor tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. Ganar una etapa te ofrece la posibilidad de salir el primero al día siguiente, pero abrir la pista tiene sus trampas. 


No hay huellas que seguir ni polvo que te indique el camino. Si encima llegas a un punto de paso en el que se ha eliminado el puesto de control (en él suele situarse un oficial y la dirección a tomar es evidente), justamente en el lugar en el que se separa el recorrido, este martes diferente para las motos y los coches, los riesgos aumentan. 




Eso le ocurrió a Marc Coma: cometió un error de navegación que le costó algo más de 13 minutos, 10 en la clasificación general, en la que se sitúa ahora por detrás del francés Cyril Despres, ganador de la etapa argentina entre San Rafael de Mendoza y San Juan, un desafío incluso para los más endureros. "Interpreté mal la nota al pasar por el tercer control, donde la ruta se dividía. No me di cuenta hasta que apareció la siguiente, seis kilómetros más adelante. 


Así que tuve que hacer otros seis kilómetros de vuelta y tomar la dirección correcta", reconoció Coma. En su retorno se encontró con Joan Barreda, la sorpresa de estos días, tercero en la segunda etapa y que seguía su rodadura.


"También se había perdido. Le he venido bien", bromeó. El joven piloto dio vuelta atrás al ver al campeón hacer lo mismo. Consciente de su desliz, Coma, experto navegante, empezó a calcular cuánto le penalizaría aquella distracción mientras bajaba montañas rumbo a San Juan para cubrir el último tramo de la etapa. "Lo he clavado. 


Cuando he atrapado a Chaleco, he calculado que perdería entre 12 y 13 minutos", comentó. Así fue. Intentó acelerar para reducir distancias con Despres, pero un par de sustos le hicieron tomárselo con calma: "Queda mucho Dakar y no hay que arriesgarse. Hemos perdido tiempo, pero no tanto como para que sea irrecuperable. Había mucha piedra, un río en la parte final y una zona llena de agua". "Todos cometemos errores y Marc es el que menos comete. Estoy seguro de que puede remontar. Va sobrado para recortar esa distancia", le animó su amigo Nani Roma. En efecto, el fallo le pone las cosas difíciles, pero no imposibles. Lo sabe también su gran rival, ganador de la etapa y nuevo líder. 


"En 2007, yo llevaba 52 minutos de retraso en la tercera etapa. Eso es el Dakar. La ventaja que tengo ahora no quiere decir nada. Hablo desde la experiencia", advirtió Despres. Aquel Dakar, el de 2007, lo ganó el francés: Coma, que era el líder con una enorme renta, chocó contra un árbol y perdió todas sus posibilidades de revalidar el título de 2006. 


 En la categoría de coches, Roma dio la sorpresa al imponerse en esta tercera etapa, tan calurosa o más que la anterior. El triunfo le permite respirar en paz. Las expectativas eran altas y hasta ayer no había podido responder con propiedad. 


De hecho, dijo estar más feliz por cómo había corrido, por no haber cometido errores, que por la victoria en sí misma: "Me interesaba mucho hacer una buena etapa y salir delante algún día para correr con mayor tranquilidad, aunque hacerlo en la etapa de Fiambala no es lo mejor porque las motos harán otra ruta y no habrá ninguna marca que nos muestre el camino". 


 Roma, uno de los cinco Mini del equipo oficial X-Raid, ha ido mejorando sus prestaciones con un vehículo que apenas conocía a medida que avanza el rally -fue 13º en la primera etapa y quinto en la segunda- y ahora es el cuarto en la general, a solo 1m 50s del polaco Krzysztof Holowczyc. "La gente tiene que saber que la última carrera completa que corrí fue el pasado mayo: el Rally de Túnez. 


El primer día salí un poco pez y buscaba sensaciones. Ahora buscaré la constancia", concluyó. Regularidad es precisamente lo que no parece tener el francés Stéphane Peterhansel, también con un Mini, que en la etapa pinchó en dos ocasiones, lo que le lleva del liderato a la quinta posición, a 2m 41s. 


El año pasado sufrió pinchazos en sus neumáticos hasta en cuatro ocasiones en una misma etapa y más de 10 en general. 




 * NADIA TRONCHONI - San Juan - 03/01/2012 (El País-España)

No hay comentarios:

Publicar un comentario