lunes, 13 de febrero de 2012

Zambia es campeón de África y clasifico a mundial de Brasil

Zambia se coronó campeón de África y se clasifico al mundial de Brasil cuando nadie lo esperaba y en la misma ciudad en la que una Selección entera falleció en un accidente, en 1993. El equipo zambiano venció 8-7 a Costa de Marfil en la tanda de penales. Didier Drogba falló una ejecución desde los doces pasos en los 90 minutos reglamentarios. 





Tras una final interminable, con prórroga incluida, sin goles y dieciocho lanzamientos de penaltis, Zambia confirmó su condición de revelación con la conquista del título, el primero de su historia, de la Copa de África.

Zambia hereda el trono africano. Escribe por primera vez su nombre en una competición dominada en los últimos años por Egipto, ausente en la competición.
Costa de Marfil volvió a ser condenada por el lanzamiento de penaltis. Favorita desde el principio, con una gran reputación gracias al brillo de sus jugadores, reputados componentes del gran fútbol internacional, cayó otra vez en los tiros de desempate. Tal y como sucedió en el 2006, en la final contra Egipto.


"Los elefantes" se quedan sin título a pesar de no haber encajado un gol en toda la competición y de tener en los pies de Didier Drogba la gran ocasión de la final, con un penalti que lanzó a las nubes en la segunda parte.
El campeón se decidió en los penaltis. En una tanda interminable. Plagada de emoción. Después de dieciocho. En los diez primeros solo erró Souleymane Bamba. Pero el árbitro mandó repetir porque el mete Kennedy Mweene se movió antes de tiempo. Nadie falló en la tanda inicial. Después, en los de desempate, Kolo Touré se equivocó. Pero también Rainford Kalaba. Tiró fuera Gervinho, el jugador del Arsenal. Y Zambia no perdonó. Stoppila Sunzu marcó y dio a Zambia el primer título de su historia.


Ficha técnica:
0 – Zambia: Kennedy Mweene, Davies Nkausu, Stoppila Sunzu, Hichani Himonde, Joseph Musonda (Henry Nyambe, m.12 (Felix Katongo, m.74)), Chisamba Lungu, Nathan Sinkala, Isaac Chansa, Rainford Kalaba, Chris Katongo y Emmanuel Mayuka.

0 - Costa Marfil: Boubacar Barry, Jean-Jacques Gosso, Kolo Touré, Souleymane Bamba, Siaka Tiéné, Didier Zokora (Didier Konan Ya, m.75), Cheik Tioté, Gervinho, Yaya Touré (Bony Wilfried, m.87), Salomon Kalou (Max Gradel, m.63) y Didier Drogba.

Penaltis: Tiote (Costa Marfil): gol; Katongo (Zambia): gol; Bony Wilfried (CM): gol; Mayuka (Z): gol; Bamba (CM): gol; Chansa (Z): gol; Max Gradel (CM): gol; Katongo (Z): gol; Drogba (CM): gol; Mweene (Z): gol.- Saka Tiené (CM): gol; Sinkala (Z): gol; Konan (CM): gol; Chisamba (Z): gol; Kolo Touré (CM): falla; Kalaba: falla; Gervinho (CM): falla; Stoppila Sunzu (Z): gol.

Árbitro: Diatta Badara (Senegal). Mostró tarjeta amarilla a Cheik Tioté y Souleymane Bamba, de Costa Marfil y a Davies Nkausu, de Zambia.

Incidencias: final de la Copa de África disputado en el estadio de Libreville.

* Datos de EFE
*****************************************************************************


Una jugada del destino (por Damian Didonato) 

Kalusha Bwalya estaba lesionado y por eso no había sido convocado para el partido frente a Mauricio, por las Eliminatorias para la Copa África. La figura de la Selección de Zambia se reuniría con el equipo en Dakar, sede del siguiente duelo ante Senegal, esta vez por la clasificiación para el Mundial 1994. Sin embargo, ese encuentro jamás sucedió, porque el avión que trasladaba a todo el plantel de uno de los mejores Seleccionados africanos de aquel momento sufrió un desperfecto fatal y se precipitó al mar.

La obsoleta nave bimotor Buffalo CT-15 partió de Port Louis hacia Abidjan, pero el viaje estuvo lejos de ser placentero, porque las pésimas condiciones del avión obligaron a hacer varias paradas técnicas. Una de ellas fue en Libreville, desde donde partió la madrugada del 28 de abril de 1993. Pocos minutos después del despegue, uno de los motores se incendió y la nave cayó al mar. No hubo ni un sobreviviente.

Hoy, casi 19 años después, la misma ciudad que vio como una generación brillante de futbolistas pasaba a la historia por el peor motivo, festeja junto a otros 18 zambianos de la gloria de ser campeones. El destino le hizo un guiño a un país devastado por el hambre y la pobreza, que ahora sólo piensa en el fútbol y en esta Copa África.

Kalusha Bwalya se salvó de milagro de la tragedia y hoy es uno de los principales responsables de esta epopeya. Es el presidente de la Federación y en ese cargo logró lo que no pudo como jugador. Porque poco tiempo después del accidente, una improvisada Selección de Zambia alcanzó la final de la Copa África, pero cayó ante Nigeria.

Las "Balas de Cobre" fueron disparadas por primera vez en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988. Allí, golearon por 4-0 a una Italia en la que se destacaban Tassotti, Ferrara y Carnevale, entre otros. Luego, fueron derrotados por Alemania en cuartos de final, pero el mundo ya los conocía.

Con Kalusha, sue hermano Johnson Bwalya, Kelvin Mutale y Charles Musonda como figuras, Zambia dejó de ser un equipo más y se convirtió en uno de los mejores del continente. Era gran candidato a jugar el Mundial 94, pero el desastre se entrometió y el equipo quedó eliminado por Marruecos. 



(Zambia ganó el primer título importante de su historia)

Zambia deambuló en la intrascendencia hasta esta Copa África. Es el 16º equipo del continente según el Ránking FIFA, nunca tuvo jugadores en los grandes equipos de Europa y jamás logró clasificarse para una Copa del Mundo. Sin embargo, la historia se encargó de que en Gabón, la tierra donde se terminó el sueño del fútbol zambiano, renaciera la esperanza. 
Fue una Copa África singular, por la ausencia de Camerún, Nigeria, Egipto y Sudáfrica. A diferencia de lo que siempre se espera de ver en los equipos africanos -desorden y actitud ofensiva-, esta vez se vio un fútbol de mucha especulación, más "europeo". Y más lento, con demasiada especulación por parte de los equipos más importantes, como Ghana o Costa de Marfil. Lo que se puede decir de cara al próximo Mundial es que los africanos ya no juegan como hace veinte años y se parece más a conjuntos escandinavos que al Camerún de Milla o a la Nigeria de Okocha.

Zambia mostró orden y también un poco de rebeldía de la mano del mediocampista Kalaba y de los delanteros Katongo y Mayuka, el único futbolista del plantel que juega en Europa, en el Young Boys suizo. Además, tuvo en Mweene al mejor guardavallas del campeonato y en Stophira Sunzu un defensor firme y seguro. 

Los Chipolopolo vencieron a Senegal y al local Guinea Ecuatorial en la primera fase, a Sudán en cuartos de final, a Ghana en semis y a Costa de Marfil en la gran final. Su mérito es aún mayor porque superaron a los dos grandes candidatos, los dos Seleccionados que han marcado el pulso en África en los últimos años. Ghana, con Mensah, Gyan, Asamoah y Ayew, se mostró como un equipo lento y sin ideas, mientras que los Elefantes de Touré, Drogba, Zokora y Gervinho volvieron a fallar en una instancia decisiva y a evidenciar su falta de carácter.

Zambia es hoy el país del fútbol en África. Como alguna vez fue la Selección de la tragedia, esta vez es la de la alegría. Ahora, nadie les quitará el sueño que les falta por cumplir: clasificar a la Copa del Mundo. Brasil 2014 los espera. 

****************************************************************************

Datos de la Copa Africana de Naciones (Paul Carr)

En uno de los más emocionantes e improbables triunfos en la historia de la Copa Africa de Naciones, Zambia ganó su primera corona continental el domingo, en Gabón, el mismo país donde perdió 18 jugadores y siete directivos en un accidente aéreo en 1993. 

Aquí hay una mirada más cercana al torneo.

• Esta fue la 28va. edición de la Copa Africana de Naciones y la 15ta. presencia de Zambia, que había sido el participante más frecuente sin ganar el título. Las Balas de Cobre se convirtieron en el 14to. país diferente en ganar la copa y es el segundo país en los últimos 16 torneos en ganarlo en tierra extranjera, junto con Costa de Marfil, que en 1992 ganó en Senegal.

• ¿Qué tan improbable era que Zambia ganara el título? Al comienzo del torneo, el Soccer Power Index de ESPN ubicaba a Zambia en el puesto 77 del mundo y 11 entre los 16 equipos participantes en la competición, con sólo un 1.9 por ciento de posibilidades de ganar el título.

• Costa de Marfil es el primer equipo en perder dos finales del torneo por penales. Ya le había pasado contra Egipto, en 2006. También se va sin el título pese a no haber recibido un solo gol en todo al competición.
**************************************************************************

Hasta siempre

CTsT.

No hay comentarios:

Publicar un comentario