sábado, 28 de julio de 2012

Latinoamérica no ha ganado demasiadas medallas en la historia de los Juegos Olímpicos

Latinoamérica no ha ganado demasiadas medallas en la historia de los Juegos Olímpicos, pero cuatro años antes de que la llama regrese a la región y se instale en Río de Janeiro, los deportistas de este lado del mundo sueñan, no sin dificultades, con mantener o mejorar su desempeño de Pekín 2008

El subcontinente se ha subido a lo más alto del podio en 128 ocasiones (67 gracias a Cuba, 20 por Brasil, 17 por Argentinay 12 por México), menos que los 142 oros de Suecia, 131 de Australia y apenas por encima de las 123 de Japón. Brasil acumula menos triunfos que Kenia; Argentina, menos que Austria; y México, menos que Jamaica.

Si el sueño de los líderes independentistas Simón Bolívar y José de San Martín se hubiese convertido en realidad, y la región fuese un solo país, hace cuatro años, en suelo chino, Latinoamérica hubiese quedado octava en la tabla de posiciones, con 11 medallas doradas (tres de Brasil, dos de Cuba, Argentina y México, una de República Dominicana y Panamá), 19 de plata y 26 de bronce, por detrás de China, Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Alemania, Australia y Corea del Sur.



(Cuadro de Medallas olímpicas para países de América Latina)

Algunos economistas han tratado de explicar el desempeño de los países en los Juegos Olímpicos. La consultora PWC observa que los triunfos tienen que ver con el tamaño de la población, su nivel de ingresos per cápita, si es o fue comunista (sistema político donde el deporte ha sido siempre una política de Estado) y si es el país anfitrión (solo México ha recibido los Juegos, en 1968). 

El banco Goldman Sachs, por su parte, halla seis factores que influyen en los éxitos: las coyunturas políticas, la estabilidad y las condiciones macroeconómicas, el llamado capital humano, la tecnología y el entorno microeconómico (referido a los negocios). También incide el valor que cada cultura le da al deporte y a ciertas disciplinas olímpicas. Habrá que ver si la mejora económica y social de Latinoamérica en los últimos años se traduce en mayores éxitos deportivos. Algunos países, como Brasil y Argentina, han aumentado la inversión en el olimpismo, mientras el desempeño de Cuba ha caído desde Pekín 2008.


En los Juegos de Pekín, Latinoamérica hubiera quedado octava en el medallero, con 11 oros

Los deportistas de la región apuestan a subirse al podio de Londres 2012 en disciplinas grupales, en las que Sudamérica ha destacado más, y algunas individuales. Más allá de las posibilidades de medallas de Cuba, Brasil, Argentina y México, Uruguay aspira a llevarse algo en fútbol, después de su victoria en la Copa América 2011 y el cuarto puesto en Suráfrica 2010

En atletismo, el panameño Irving Saladino, medalla de oro en salto de longitud en Pekín 2008, espera meterse entre los tres primeros. Colombia sueña con la atleta Caterine Ibargüen en triple salto y con un éxito de la ciclista Mariana Pajón. Chile, con el gimnasta Tomás González. 

Otros países también tienen expectativas, pero ciertas delegaciones reconocen que carecen de cualquier posibilidad de llegar al podio porque son pequeñas y están compuestas por deportistas alejados de la élite e incluso que viajaron a Londres por invitación, no por clasificación.

* El Pais, 25 de Julio del 2012